En nuestra tienda online (o en nuestra tienda de Madrid) podéis ver que tenemos muchos tipos de adhesivos para prótesis capilares y pelucas de pelo natural. Trabajamos actualmente con la casa Walker (USA) y con 3M, así como con otras marcas puntuales. A nivel profesional y personal son los que mejor resultado nos han dado. En el caso de 3M y Walker, se fabrican en Estados Unidos con rigurosos estándares que están homologados por la división de cosmética y productos de belleza de la Unión Europea. 

Y aunque en el caso concreto de adhesivos Walker sean acrílicos (resistentes al agua y al sudor), pueden mantenerse fijos en nuestra cabeza hasta cuatro semanas (incluso más dependiendo del tipo de piel y temperatura corporal), no es lo ideal. Aquí varias razones: 

1) Principalmente por un tema de higiene / salud. Aunque son productos específicamente formulados para colocar en nuestro cuero cabelludo o rostro, no estamos exentos de que debido al sudor, seborrea, transpiración etc puedan irritarnos la piel. Y si dependemos de llevar una prótesis capilar o una peluca las 24 horas del día, es mejor reemplazar los adhesivos y limpiar escrupulosamente nuestra cabeza entre una y dos veces por semana. 

2) Porque huele :-(  Es normal que no lo notes pues nos acostumbramos rápido a nuestro olor corporal (para bien y para mal) pero si llevas el sistema pegado a tu cuero cabelludo las 24 horas es lógico y normal que con el paso de los días, la grasa, el sudor, células muertas, la humedad de la transpiración e incluso por tu dieta, desprenda un olor característico. Esto puede suceder también a algunas personas que se lo retiran una vez a la semana. ¡OJO! Nunca eches colonia en el pelo, pues se deteriora rápido (alcohol). El sérum sin aclarado Salerm 21 o el aceite de argán, además de proteger e hidratar el pelo lo perfuman muy rico y olerás a limpio. 

3) Porque el adhesivo, con el calor corporal, se derrite. Algunos más que otros, pero por ejemplo eno shine de walker tape no derrite tanto, y también depende de la época del año. Mucha gente piensa que esto da un poco igual, pero en realidad si se derrite por el calor corporal, cuesta más limpiarlo, hay que usar un extra de disolvente y al emplearnos a fondo para retirar los residuos, el sistema sufre más. A veces es inevitable que se metan pelitos por dentro y se queden pegados a las tiras, y al limpiarlo se arranquen sin querer.

4) Si eres de las personas que se quitan la prótesis o peluca muy a menudo por limpieza o simplemente para dormir y estar cómodas, no elijas pegamento acrílico. Siempre es mejor que sea de base acuosa en cinta de doble cara (preferiblemente), esto es mucho más suave y te va a facilitar la tarea de quitar, retirar, limpiar y colocar. Nosotras trabajamos con la gama healthcare hipoalergénica de adhesivos de doble cara 3M. Apenas deja residuo. Si se da el caso de que en verano te apetece ir a nadar o simplemente por el sudor prefieres una fijación más fuerte, entonces puedes utilizar un adhesivo walker. 

5) Si estás en tratamiento de quimioterapia, mientras estés dándote sesiones, evita cualquier tipo de peluca o prótesis que incluya materiales plásticos (no transpirables, como poliuretano o silicona) y adhesivos acrílicos. En realidad es mejor evitar cualquier tipo de pegamento, pues nuestra piel puede estar mucho más sensible y darte alguna reacción inesperada (recuerda, hipoalergénico no significa antialérgico). En el caso de que necesites utilizar adhesivo para sentirte más segura, recomendamos la gama healthcare de cinta de doble cara 3M, pero retírala de tu cabeza cuando llegues a casa. 

Fondo de fotografía creado por Asier_relampagoestudio - Freepik.com

banner-tono